La Hermandad Matriz regala un magnifico rostrillo para la Virgen.

Anoche en la Parroquia de la Purísima Concepción, la Hermandad Matriz entregó a la Junta de Gobierno de la Archicofradía su regalo como Madrina de la Coronación.

El rostrillo es un un encaje de valencianes que mezcla punto de aguja con flores de punto duquesa y data del siglo XIX.  Una pieza  de siete metros de larga perfectamente conservada y adquirida a un anticuario de Campo de Criptana.

Desde aquí nuestro encarecido agradecimiento.

20150910_215323

 

 

20150910_215457.